Día de Rotary en las Naciones Unidas – La paz: de concepto a realidad

Día de Rotary en las Naciones Unidas – La paz: de concepto a realidad

En el 99° aniversario de la conclusión de la Primera Guerra Mundial, más de 1 200 personas se congregaron en Ginebra (Suiza) en ocasión del Día de Rotary en las Naciones Unidas.  

El sábado 11 de noviembre representantes de 87 países se reunieron en el Palacio de las Naciones construido en principio como sede de la Sociedad de Naciones, y se consagraron al lema incorporado por el presidente de Rotary International, Ian Riseley: “La paz marca la diferencia”.

El 11 de noviembre Rotary International brindó homenaje a seis campeones de la paz en las Naciones Unidas.

“El fomento de la comprensión internacional, la buena voluntad y la paz entre las naciones ha sido siempre uno de los objetivos principales de Rotary”, señaló Riseley. “Ya es hora de que todos nosotros reconozcamos el potencial de todo el servicio que realiza Rotary en aras de la paz y abordemos ese servicio teniendo en mente la consolidación de la paz”.

Por primera vez en sus 13 años de historia, el Día de Rotary en las Naciones Unidas se realizó fuera de Nueva York.

El Día de Rotary cerró con broche de oro la celebración de la Semana de la paz en Ginebra. En dicho día, John Hewko, secretario general de Rotary International, destacó los “antiguos y fuertes lazos entre Rotary y la ONU en su empeño mutuo por alcanzar la paz y la comprensión internacional”.

Los rotarios “mediante el servicio pueden convertir un concepto como la paz en realidad” dijo Ed Futa, decano de los representantes de Rotary en las Naciones Unidas. “Se necesita vivir la paz, no predicarla”.

Durante un momento culminante del Día de Rotary, Hewko presentó a la Gente de Acción de Rotary 2017: Los campeones de la paz; a quienes elogió por ser “una personificación del alcance e impacto de la labor que realiza nuestra organización” y les expresó su admiración por proveer “una guía de cómo se ven las sociedades más pacíficas y resistentes”.

 

Volviendo el centro de atención a la paz, Zaffran añadió: “Esta misma relación internacional (que trabaja para acabar con la polio) se puede utilizar para lograr la paz en el mundo”.

Zaffran estuvo acompañado por la señora Mitsuko Shino, representante permanente adjunta del Japón para las organizaciones internacionales en Ginebra y copresidenta del Polio Partners Group de la Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Polio.

En su discurso, Ian Riseley hizo una observación similar. “La labor para erradicar la polio nos ha enseñado . . . que cuando se cuenta con suficientes personas aunando esfuerzos, cuando entiendes los problemas y los procesos, cuando combinas y aprovechas los recursos, cuando elaboras un plan y estableces los objetivos —se pueden mover montañas” indicó. “Y la necesidad de actuar y colaborar es hoy más grande que nunca antes”.

Esta noticia ha sido visitada un total de 23 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *